El español de los hijos de inmigrantes hispanohablantes en Estados Unidos

Los hijos de inmigrantes hispanohablantes que nacieron en Estados Unidos o que llegaron a este país siendo niños o adolescentes, no tienen el mismo dominio del español que los que crecieron y se educaron en países hispanohablantes. Se les llama hablantes de herencia de español. Los hablantes de herencia son individuos hasta cierto punto bilingües, que han estado expuestos a la lengua materna en casa o en contextos familiares o comunitarios, y que han recibido educación escolar en la lengua del país de acogida.

Tal como lo afirma Acosta en este artículo, los hablantes de herencia, por haber adquirido la lengua en contextos de índole informal o familiar, carecen del conocimiento del español escrito, que se aprende en la escuela, es decir, carecen de alfabetización en su lengua materna y del conocimiento del registro formal.

El escritor Junot Díaz, ganador del premio Pulitzer en 2008 por su novela La breve y maravillosa vida de Oscar Wao, constituye un ejemplo de hablante de español de herencia. Díaz nació en República Dominicana y se crió en New Jersey, Estados Unidos. A continuación, podrán leer parte de un chat entre Díaz y los lectores del diario español El País, para que se hagan una idea de cómo escribe alguien que tiene el español como lengua heredada y que no ha recibido educación formal en español:


Hola Junot, un placer poder interactuar de forma tan directa. He leído la maravillosa vida de Oscar Wao en su traducción dominicana y This Is How You Lose Her en su versión original, ¿Se ha planteado usted escribir directamente una obra en español dominicano?

Junot: lastimamente no puedo! mi esp. es fatal! y yo aprendi como leer en ingles, nunca en esp. la tragedia del inmigrante!

Hola Junot. He leído en tu entrevista que suavizas tu personalidad cuando hablas en español. ¿A qué es debido? ¿Por qué un idioma modifica nuestra forma de ver la vida, por la gente o entorno con el que lo hablamos? ¿Por las características propias de la lengua?

Junot: En Esp no me sientos tan “en riesgo” como en ingles. para mi esp. es la idioma familiar, la idioma de communidad, y ingles la idioma de competencia, de la escuela, del trabajo, de espacios ‘contestado’

En “Los boys”, el cuento que más me gusta es Aurora. Lo he releído muchas veces y lo encuentro maravilloso por su estructura, sus personajes, su lenguaje. ¿Compartes esta opinión? ¿Crees que es el mejor cuento del libro? ¿Puedes indicarme alguna cosa importante de su creación y de su escritura?

Junot: lo unico que se es que ese cuento me costo muchissimo trabajo. de todos mis cuentos fue el ma dificil. lo etaba corrijiendo hasta el ultimo minuto y dure años elaborandolo. pero si, todavia es un cuento muy querido, para mi


El español en los Estados Unidos goza de una gran vitalidad, a diferencia de otras lenguas de inmigrantes que tienden a desaparecer en las segundas y terceras generaciones, como el polaco, el italiano o el alemán. Esto se debe, ente otras causas, a las continuas olas de inmigración de origen hispano que siguen llegando al país. Generalmente, la primera generación de inmigrantes no logra dominar el inglés, la segunda lo logra sin perder la lengua materna, y la tercera empieza a tomar conciencia de la importancia de recuperar la lengua de su cultura de origen.

Actualmente, en Estados Unidos, los hablantes de español tienen más confianza y menos complejos lingüísticos debido a la presencia de hispanos en el poder político; la irrupción de los medios de comunicación dirigidos a la comunidad hispana, en español; y la valoración de las competencias lingüísticas de los individuos bilingües en el mercado laboral. Los hablantes de español de herencia que quieren disfrutar de los beneficios económicos asociados al bilingüismo, se ven en la necesidad de expandir sus competencias lingüísticas, es decir, dominar los diferentes registros del español y adquirir las destrezas escritas necesarias para convertirse en bilingües simétricos.

Aquí es preciso destacar que los hablantes de herencia que deciden estudiar español no presentan las mismas características que un estudiante cuya lengua materna es diferente al español. Sin embargo, suelen recibir todos el mismo tipo de instrucción en las clases de español como lengua segunda. Se ha observado que los profesores de español como lengua segunda tienden a menospreciar la variante de lengua de los hablantes de herencia porque es menos prestigiosa, contiene elementos característicos de lenguas en contacto (espanglish, codeswitching) o simplemente no se asemeja al “español estándar” que se pretende enseñar. Como señala el artículo de Leeman, Rabin y Román-Mendoza (2011), la actitud negativa de los profesores, producto de la creencia de que una variante de lengua es superior a otra, tiene un impacto negativo en el estudiante: “This institutionalization of linguistic subordination not only can lead to lowered self-esteem and a sense of disempowerment, but it also reinforces linguistic discrimination and reduces the chances of attaining educational and societal success.”

El español como lengua de herencia ha abierto todo un campo de investigación que, en el ámbito de la enseñanza y aprendizaje de segundas lenguas, ha estado bastante movido en Estados Unidos durante las últimas dos décadas. Como consecuencia, se han diseñado programas de español que atienden las necesidades específicas de los hablantes de español de herencia. Estos cursos de español se pueden encontrar ahora en muchas escuelas y universidades de este país. Afortunadamente, educadores e investigadores han reconocido la necesidad de considerar y valorar el bagaje lingüístico y cultural de este tipo de estudiante.

Fuentes utilizadas para esta entrada:

Guadalupe Valdéz. Bilingualism, Heritage Language Learners, and SLA Research: Opportunities Lost or Seized? The Modern Language Journal, January, 2005. 10.1111/j.1540-4781.2005.00314.x

Jennifer Leeman, Lisa Rabin y Esperanza Román-Mendoza. Identity and Activism in Heritage Language Education. The Modern Language Journal, 95, iv, (2011)

Álvaro Acosta Corte. Hijos de hispanohablantes en el exterior: el desarrollo lingüístico de hablantes de herencia que adquieren el español rodeados de otros idiomas.

Anuncios

Al espanglish no lo para nadie

Según el DRAE, el espanglish es “una modalidad del habla de algunos grupos hispanos de los Estados Unidos, en la que se mezclan, deformándolos, elementos léxicos y gramaticales del español y del inglés.”

Sin embargo, para Ilan Stavans, no es una deformación sino la nueva forma de comunicarse de gran parte de la comunidad hispana de los Estados Unidos. Escritor, traductor, ensayista y sociolingüista mexicano, Stavans enseña espanglish en la Universidad de Amherst, Massachusetts. Sí, espanglish. Enarbolando como argumento la necesidad de reflejar en las aulas de clase lo que ocurre en la sociedad, convenció a las autoridades de esta universidad de incluir el espanglish en el programa de estudio. Así lo cuenta en esta clase magistral, donde además nos relata cómo cambió su percepción del espanglish desde su llegada a los Estados Unidos, pasando del rechazo a la aceptación, y luego a su valorización y defensa. Stavans, incluso, tradujo al espanglish el primer capítulo de Don Quijote de La Mancha.

Pienso en los prejuicios asociados a la lengua y en la dificultad que tenemos de despojarnos del ego lingüístico o la creencia de que nuestra variante de lengua es la mejor. La evolución del español escapa de nuestro control porque es el habla de la mayoría la que impone la norma. La lengua es de los que la utilizan y no de intelectuales ni academias. El mismo DRAE así lo indica: “La norma surge, pues, del uso comúnmente aceptado y se impone a él, no por decisión o capricho de ninguna autoridad lingüística, sino porque asegura la existencia de un código compartido que preserva la eficacia de la lengua como instrumento de comunicación.” El español no es un ente fijo, es cambiante, a pesar de que, paradójicamente, encuentra el equilibrio gracias a la permanencia de sus estructuras.

Por todo lo dicho anteriormente, la definición que nos da el DRAE del espanglish denota la negación deliberada de una realidad: más de 26 millones de hispanos en los Estados Unidos se comunican en espanglish. Se estima que la población hispana en este país sobrepasa los 50 millones, lo que la convierte en la comunidad hispana más grande del mundo después de México. No hay duda de que estamos en presencia del nacimiento de una nueva lengua o de una nueva variante del español. Pero ¿qué es el espanglish?

Stavans la define como una lengua mestiza producto del encuentro y choque de dos culturas diferentes, la anglófona y la hispánica. Desestructurado, cada quien improvisa de acuerdo a lo que quiere expresar. El espanglish varía dependiendo del origen de la comunidad que lo habla: Puerto Rico, Cuba, México, Colombia, etc. Además, los hablantes de espanglish emplean los siguientes elementos:

  • El codeswitching o cambio de código entre el inglés y español durante la conversación.
  • Las traducciones literales de palabras o expresiones del inglés al español, como “te llamo pa’tras”.
  • Los palabras  que no existen en ninguna de las dos lenguas, como aidí, estresar, buquiar, overbuquiado, hanguaer, vacunear, etc.

Caótico y movedizo, el espanglish habla de una resistencia a la asimilación, de identidades cruzadas, y de la liberación de las ataduras del monolingüismo.

Para leer más sobre en el tema: