El español de los hijos de inmigrantes hispanohablantes en Estados Unidos

Los hijos de inmigrantes hispanohablantes que nacieron en Estados Unidos o que llegaron a este país siendo niños o adolescentes, no tienen el mismo dominio del español que los que crecieron y se educaron en países hispanohablantes. Se les llama hablantes de herencia de español. Los hablantes de herencia son individuos hasta cierto punto bilingües, que han estado expuestos a la lengua materna en casa o en contextos familiares o comunitarios, y que han recibido educación escolar en la lengua del país de acogida.

Tal como lo afirma Acosta en este artículo, los hablantes de herencia, por haber adquirido la lengua en contextos de índole informal o familiar, carecen del conocimiento del español escrito, que se aprende en la escuela, es decir, carecen de alfabetización en su lengua materna y del conocimiento del registro formal.

El escritor Junot Díaz, ganador del premio Pulitzer en 2008 por su novela La breve y maravillosa vida de Oscar Wao, constituye un ejemplo de hablante de español de herencia. Díaz nació en República Dominicana y se crió en New Jersey, Estados Unidos. A continuación, podrán leer parte de un chat entre Díaz y los lectores del diario español El País, para que se hagan una idea de cómo escribe alguien que tiene el español como lengua heredada y que no ha recibido educación formal en español:


Hola Junot, un placer poder interactuar de forma tan directa. He leído la maravillosa vida de Oscar Wao en su traducción dominicana y This Is How You Lose Her en su versión original, ¿Se ha planteado usted escribir directamente una obra en español dominicano?

Junot: lastimamente no puedo! mi esp. es fatal! y yo aprendi como leer en ingles, nunca en esp. la tragedia del inmigrante!

Hola Junot. He leído en tu entrevista que suavizas tu personalidad cuando hablas en español. ¿A qué es debido? ¿Por qué un idioma modifica nuestra forma de ver la vida, por la gente o entorno con el que lo hablamos? ¿Por las características propias de la lengua?

Junot: En Esp no me sientos tan “en riesgo” como en ingles. para mi esp. es la idioma familiar, la idioma de communidad, y ingles la idioma de competencia, de la escuela, del trabajo, de espacios ‘contestado’

En “Los boys”, el cuento que más me gusta es Aurora. Lo he releído muchas veces y lo encuentro maravilloso por su estructura, sus personajes, su lenguaje. ¿Compartes esta opinión? ¿Crees que es el mejor cuento del libro? ¿Puedes indicarme alguna cosa importante de su creación y de su escritura?

Junot: lo unico que se es que ese cuento me costo muchissimo trabajo. de todos mis cuentos fue el ma dificil. lo etaba corrijiendo hasta el ultimo minuto y dure años elaborandolo. pero si, todavia es un cuento muy querido, para mi


El español en los Estados Unidos goza de una gran vitalidad, a diferencia de otras lenguas de inmigrantes que tienden a desaparecer en las segundas y terceras generaciones, como el polaco, el italiano o el alemán. Esto se debe, ente otras causas, a las continuas olas de inmigración de origen hispano que siguen llegando al país. Generalmente, la primera generación de inmigrantes no logra dominar el inglés, la segunda lo logra sin perder la lengua materna, y la tercera empieza a tomar conciencia de la importancia de recuperar la lengua de su cultura de origen.

Actualmente, en Estados Unidos, los hablantes de español tienen más confianza y menos complejos lingüísticos debido a la presencia de hispanos en el poder político; la irrupción de los medios de comunicación dirigidos a la comunidad hispana, en español; y la valoración de las competencias lingüísticas de los individuos bilingües en el mercado laboral. Los hablantes de español de herencia que quieren disfrutar de los beneficios económicos asociados al bilingüismo, se ven en la necesidad de expandir sus competencias lingüísticas, es decir, dominar los diferentes registros del español y adquirir las destrezas escritas necesarias para convertirse en bilingües simétricos.

Aquí es preciso destacar que los hablantes de herencia que deciden estudiar español no presentan las mismas características que un estudiante cuya lengua materna es diferente al español. Sin embargo, suelen recibir todos el mismo tipo de instrucción en las clases de español como lengua segunda. Se ha observado que los profesores de español como lengua segunda tienden a menospreciar la variante de lengua de los hablantes de herencia porque es menos prestigiosa, contiene elementos característicos de lenguas en contacto (espanglish, codeswitching) o simplemente no se asemeja al “español estándar” que se pretende enseñar. Como señala el artículo de Leeman, Rabin y Román-Mendoza (2011), la actitud negativa de los profesores, producto de la creencia de que una variante de lengua es superior a otra, tiene un impacto negativo en el estudiante: “This institutionalization of linguistic subordination not only can lead to lowered self-esteem and a sense of disempowerment, but it also reinforces linguistic discrimination and reduces the chances of attaining educational and societal success.”

El español como lengua de herencia ha abierto todo un campo de investigación que, en el ámbito de la enseñanza y aprendizaje de segundas lenguas, ha estado bastante movido en Estados Unidos durante las últimas dos décadas. Como consecuencia, se han diseñado programas de español que atienden las necesidades específicas de los hablantes de español de herencia. Estos cursos de español se pueden encontrar ahora en muchas escuelas y universidades de este país. Afortunadamente, educadores e investigadores han reconocido la necesidad de considerar y valorar el bagaje lingüístico y cultural de este tipo de estudiante.

Fuentes utilizadas para esta entrada:

Guadalupe Valdéz. Bilingualism, Heritage Language Learners, and SLA Research: Opportunities Lost or Seized? The Modern Language Journal, January, 2005. 10.1111/j.1540-4781.2005.00314.x

Jennifer Leeman, Lisa Rabin y Esperanza Román-Mendoza. Identity and Activism in Heritage Language Education. The Modern Language Journal, 95, iv, (2011)

Álvaro Acosta Corte. Hijos de hispanohablantes en el exterior: el desarrollo lingüístico de hablantes de herencia que adquieren el español rodeados de otros idiomas.

Anuncios

“Mira, precioso, ‘mind if I say: wow…”

Este video no solo sirve para ilustrar una buena actuación, sino también un fenómeno que, en lingüística, recibe el nombre de cambio de código o codeswitching. Las personas bilingües[i] poseen el doble de opciones lingüísticas para comunicarse que las personas monolingües. En contextos donde se hablan dos o más idiomas, estos hablantes suelen cambiar de lengua, inconsciente o conscientemente, en el transcurso de una conversación. Otros ejemplos son:

What ruined this people is la vagancia de no hacer nada.”

“So… you take the ham… as they’re ablandando, ya que está un poquito hirviendo, tú le echas el hueso del jamon.”

“Un americano me puede preguntar very nicely, ‘hace tiempo que yo te estoy viendo así y perdona que te pregunte’.”[ii]

Pero ¿qué motiva a una persona a expresarse de este modo y no en una sola lengua? Las investigaciones son numerosas en este campo, aquí reúno algunas de las razones que explican el codeswitching:

  • Identidad. Mediante la lengua marcamos nuestra identidad. Es una manera de decir: “formo parte de dos mundos y me siento más cómodo expresándome mediante las dos lenguas alternadamente”[iii].
  • Espontaneidad. Hay cosas que se dicen mejor en una lengua que en otra, ya sea porque sale más natural o porque se siente mejor decirlo en una lengua determinada.
  • Precisión. Porque una de las dos lenguas tiene una estructura que expresa con mayor precisión lo que se quiere decir.
  • Eficacia comunicativa. Porque es más simple, se utilizan menos palabras.
  • Disponibilidad. Porque sencillamente se tiene en la punta de la lengua.[iv]
  • Estatus. Hablar una determinada lengua puede indicar un cierto nivel de educación, pertenencia a una élite, etc. Al cambiar de una lengua a otra de mayor prestigio social, se envían señales de estatus al interlocutor.[v]
  • Para marcar un cambio de tono o tema. Generalmente, los mensajes con carga afectiva se expresan en la lengua materna.
  • Hay marcadores discursivos que se prefieren decir en un idioma dado, como por ejemplo: “anda”, “you know”, “I mean”, “verdad”.

El fenómeno del codeswitching se estudia ampliamente en el caso de los Estados Unidos, donde una proporción importante de la población habla español (aquí hago un inciso para decir que coincido con los especialistas que consideran que el espanglish no es codeswitching, pero de eso hablaremos en otra entrada). Igualmente ocurre en Canadá, donde el inglés y el francés son lenguas que, aunque oficiales, no están en situación de igualdad. Es un fenómeno problemático, sin duda, por eso la cantidad de estudios que se hacen del tema.

Históricamente el cambio de código se creía la manifestación de una deficiencia en una de las dos lenguas. Actualmente, se concibe como una competencia lingüística, es decir, una habilidad y por lo tanto una ventaja. Según los más puristas, se trata de una amenaza asimilatoria que conlleva a la eliminación de comunidades lingüísticas minoritarias. Sin embargo, según un enfoque más reconciliatorio, el codeswitching permite la ampliación de los horizontes identitarios y lingüísticos de los usuarios de las lenguas.[vi]

¿Y tú? ¿Cambias de código cuando conversas con alguien? ¿Qué te motiva a hacerlo?

____________________________________________________

[i] Aquí el témino bilingüismo se refiere al dominio fluido de las estructuras fonológicas, gramaticales y discursivas de dos lenguas, así como también al conocimiento de los aspectos culturales vinculados a ellas.

[ii] Ejemplos tomados del artículo de J. M. Lipski, titulado “Spanish-English language switching in speech and literature: Theories and models”, publicado en 1982, en The Bilingual Review/La Revista Bilingue.

[iii] Así lo afirma A. C. Zentella en el artículo “Ta bien, you could answer me en cualquier idioma”: Puerto Rican codeswitching in bilingual classrooms, publicado en 1983, en Latino language and communicative behavior.

[iv] Como se puede leer en el artículo de Lipski, arriba mencionado.

[v] K. Becker habla sobre los aspectos sociales del codeswitching en el artículo  “Spanish/English Bilingual Codeswitching: A Syncretic Model”, publicado en 1997, en Bilingual Review.

[vi] Así lo indica Danica Vaillancourt en esta investigación.